Una joven fue a hacerse un análisis de sangre y denuncia que la abusaron sexualmente

La chica denunció a un bioquímico, a quien le pesan otras tres acusaciones también por abuso sexual.

Luciana Pigñer, de 23 años, denunció que fue abusada sexualmente por un bioquímico cuando fue a su consultorio para realizarse un análisis de sangre, hace quince días. La joven radicó la denuncia en la comisaría de la mujer de Monte Grande y en el Polo judicial del mismo partido bonaerense, donde se enteró que este sujeto “ya tenía tres denuncias penales por abuso sexual del año 2007, 2009 y 2012”.

Luciana publicó en su perfil de Facebook todo lo que le tocó vivir y sostuvo que el acusado en cuestión es “Dante Gustavo Ruíz, que trabaja de bioquímico y ecografista en su consultorio privado de la localidad de 9 de abril, barrio Transradio”, partido de Esteban Echeverría.

“Me hizo una revisión en que se excedió tocándome de manera desubicada mis partes íntimas, incluso metiéndome los dedos y se manoseaba sus genitales arriba del pantalón. Finalmente logré salir del consultorio”, contó la víctima en declaraciones al portal crónica.com.ar .

La joven relató en su cuenta de Facebook que sintió “vergüenza” y quedó “en shock”. “Quiero que esta basura no quede impune y voy a ir hasta las últimas consecuencias”, sostuvo y añadió que desde que subió la denuncia a su cuenta en esa red social se enteró que muchas chicas “fueron víctimas” de esta persona.

“A veces uno por ignorancia confía, (como yo confié) o no quiere creer que existe gente tan asquerosa y psicópata como este ‘señor’. Ojalá exponerme sirva para desenmascarar a esta lacra y no sea en vano por el temor que siento porque este hijo de p..”, señaló.

Luciana explicó que desde ese momento no tuvo más contacto con el acusado, pero aclaró que siente miedo porque él tiene su ficha médica, en la que figuran su dirección, teléfono y otros datos personales.

La denuncia que realizó esta joven fue caratulada como “abuso sexual con acceso carnal”.

“Desde que publiqué la denuncia en mi perfil de Facebook vi que hay infinidad de víctimas que compartieron públicamente lo que el bioquímico hacía a las mujeres desde hace más de 10 años, muchas de ellas en su momento eran menores de edad”, precisó.

Por último, sostuvo que tras esta situación que le tocó vivir le “cuesta un poco” olvidarse “de todo, porque es reciente”.

“Hago lo que puedo, me manejo como puedo, trato que esto no me supere y que no me afecte principalmente como madre -tiene un hijo de 4 años- y luego en el estudio y el trabajo”, resumió.

DÉJANOS TU COMENTARIO