The Passage mezcla vampiros y complot

Llega a Fox en febrero esta serie de ciencia ficción que se presenta como un atractivo cruce entre Stranger Things y The Strain

La cadena Fox estrena en febrero la serie “The Passage”, una de las grandes apuestas de la temporada, que mezcla ciencia ficción, vampiros y conspiraciones gubernamentales, todo ello bajo la supervisión de Ridley Scott, uno de los productores ejecutivos del formato. Basada en la trilogía homónima del autor Justin Cronin y escrita por Liz Heldens (‘Friday Night Lights’), la serie se presenta como un atractivo cruce entre “Strangers Things” y “The Strain” con potencial para enganchar a la audiencia gracias a la presencia de Mark-Paul Gosselaar (‘Saved By The Bell’) y Henry Ian Cusick, (‘Lost’).

“El guión de Liz me entusiasmó y captó mi atención. Luego lei los tres libros de Justin para estudiar ese universo por completo”, comentó el actor Mark-Paul Gosselaar, que encarna en la serie al agente federal Brad Wolgast.

La serie gira en torno al “Proyecto Noah”, un laboratorio donde un grupo de científicos experimentan con un peligroso virus que podría llevar a la cura de todas las enfermedades, pero con el potencial, al mismo tiempo, de erradicar la raza humana.

Los científicos localizan a Amy (Saniyya Sidney), una niña que podría encerrar la clave para el éxito de su misión, y encargan al personaje de Gosselaar que la transporte al centro médico, aunque finalmente se convertirá en su protector ante lo turbio de la operación.

“Vamos a ver mucho de la relación entre Brad y Amy antes de que ella termine en el ‘Proyecto Noah’, pero puedo avanzar que al final de la temporada podremos ver el estallido del virus y cómo es el aspecto del mundo después de que la humanidad quede diezmada”, indicó el actor.

“Me encontré con esta propuesta por casualidad y me encantó hacerla”, reconoció Cusick. “Al principio era solo una aparición especial en el primer capítulo, pero les dije que había disfrutado mucho y acordamos rodar más escenas. Eso normalmente no ocurre”, recalcó entre risas. “Nosotros somos los responsables de haber revelado el virus al mundo y yo soy el culpable de que Tim (McShane) sea el paciente cero de una enfermedad que convierte en vampiros a quienes la sufren”, explicó Cusick. “Pero al mismo tiempo surge una potente gripe aviar y hay que encontrar una cura basándonos en ese nuevo virus”, indicó.

Al conocido actor de “Lost” le atrajo el hecho de que su personaje es consciente de estar actuando mal, “al menos moralmente”, pero no duda en seguir adelante porque considera que lo hace “por las razones adecuadas”.

“Trata de hacer algo muy bueno para el mundo y curar a la gente, pero el resultado es desastroso y tiene que lidiar con las repercusiones”, declaró. Cusick se refiere al hecho de que, mientras los científicos tratan de encontrar la clave para salvar a la humanidad, sus experimentos con personas crean una serie de criaturas con poderes propios que amenazan con escapar de las instalaciones del “Proyecto Noah”.

DÉJANOS TU COMENTARIO