Polémica por la demolición de una torre de la época soviética para el Mundial

Ocurrió este sábado en Ekaterimburgo, una de las ciudades anfitrionas de la Copa de Rusia.

Ekaterimburgo es una de las 11 ciudades que serán anfitrionas durante la Copa del Mundo de Rusia y hay polémica en torno a cómo embellecerla. Puntualmente, la detonación de una gran torre de la época soviética generó un fuerte contrapunto.

Este sábado el gobierno local detonó al monumento más famoso de la ciudad, que era este dispositivo gigante, oxidado e incompleto que comenzó a construirse en 1983 pero que el derrumbe de la URSS dejó incompleta.

Esta semana, cientos de personas tomaron parte en la manifestación “Abraza la Torre” contra la demolición controlada. Así, el abogado Ivan Volkov, quien es el jefe de una agrupación que se oponía a la destrucción del emblema de la ciudad aseguró: “Ahora es el símbolo de la humillación de la gente a manos de las autoridades, porque la decisión se tomó tras bambalinas. No debería hacerse de esta manera”.

La torre era una estructura de concreto de 220 metros de alto y era considerada por muchos como un símbolo de la identidad de la ciudad.

Por su parte, el gobernador Eugene Kuivashev defendió la decisión: “Nadie cree seriamente que la ciudad necesita ese símbolo”.

DÉJANOS TU COMENTARIO