No pasó nada: el laboratorio espacial chino cayó despedazado en el medio del océano

El Tiangong-1 quedó “globalmente destruido” al entrar en la atmósfera este lunes sobre las 21:15 horas de Argentina en el Pacífico Sur. Así lo anunció la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China (CMSEO).

El módulo Tiangong-1, que se desplazaba de manera descontrolada desde 2016, regresó a la atmósfera un poco antes de lo previsto.

La CMSEO había anunciado poco antes que su vuelta a la Tierra tendría lugar hacia las 21:42 de Argentina, lo cual lo habría hecho caer en el Atlántico Sur, frente a la costa de Sao Paulo.

La mayor parte del laboratorio quedó destruida en la fase de entrada en la atmósfera, aseguró la CMSEO en un comunicado.

China había intentado tranquilizar a la gente ante la vuelta del laboratorio espacial de cerca de ocho toneladas, asegurando que no causaría daños al caer. Las autoridades chinas habían prometido incluso un espectáculo “espléndido”, similar a una lluvia de meteoritos.

Tiangong-1 había entrado en órbita en septiembre de 2011.

Estaba previsto que regresara a la atmósfera terrestre de forma controlada, pero dejó de funcionar en marzo de 2016, suscitando preocupación respecto a su “caída”.

Sin embargo, el riesgo para un ser humano de ser alcanzado por un residuo espacial de más de 200 gramos es de uno sobre 700 millones, había recordado la CMSEO.

DÉJANOS TU COMENTARIO