#NiñasNoMadres | Tucumán: el relato de la médica Cecilia Ousset que atendió a la nena de 14 años embarazada sometida a cesarea

La médica comentó que cuando ella llegó al hospital “nada fue como habían dicho”; denunció amenazas

La niña tucumana de 11 años que quedó embarazada tras ser violada por la pareja de su abuela fue sometida a una cesárea en el Hospital del Este “Eva Perón”, de la ciudad de tucumana de Banda del Río Salí. La operación se realizó este martes por la noche, luego de que el Sistema Provincial de Salud (Siprosa) ordenara a las autoridades del hospital que llevara adelante el procedimiento en función de “salvar las dos vidas”.

En ese marco, la médica Cecilia Ousset concurrió junto a su esposo, también médico, al Hospital Eva Perón en el que se realizó la intervención. Si bien ella aclaró que es objetora de conciencia, contó que nadie quería realizarle la interrupción legal del embarazo a la menor.

“Cuando llegamos a la habitación nos encontramos con un cuerpo infantil no desarrollado, que no es lo que nos habían dicho. Con un embarazo de 23 semanas a pesar que ingresó con una gestación de 16 semanas”, relató Ousset.

De acuerdo a su relato, al ingresar al quirófano, el anestesista, el instrumentador, la enfermera y todas las personas que estaban allí se declararon objetores de conciencia.

“No podíamos dar marcha atrás porque ya le habíamos dicho a la nena que la íbamos a ayudar”, dijo Ousset, quien también explicó que la intervención no se podía hacer por vía vaginal, porque el cuerpo de la nena no estaba preparado y porque la menor tiene problemas psicológicos por el abuso sexual sufrido.

Una vez que la nena fue anestesiada, el esposo de la médica le practicó la micro cesárea. “Cuando terminamos de realizar la operación y salimos del quirófano nos esperaba un oficial del Ministerio Público Fiscal para pedirnos los datos”, contó Ousset, quien además señaló que su esposo fue amenazado de muerte y agredido por organizaciones “de pañuelos celestes”.

“Yo soy objetora de conciencia pero no obstacularizadora. Estoy a favor del aborto legal, y anoche casi se vulneran de nuevo todos sus derechos”, indicó la médica en declaraciones a los medios .

Al referirse a la salud del niño que nació con 600 gramos, señaló: “Hay muy bajas probabilidades de sobrevida por la edad gestacional que tenía”. Desde la institución informaron que el bebé se encuentra internado en Neonatología por su nacimiento prematuro.

Según había trascendido, la menor violada le había comentado a la psicóloga que la atendió: “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”. El embarazo de la menor se conoció hace casi dos meses en un centro de atención primaria de la salud del Este de Tucumán, cuando la niña cursaba la semana 16 de gestación.

La víctima había acudido con su madre al establecimiento sanitario por dolores de panza y allí reveló que fue violada por la pareja de su abuela.

Sin embargo, en conferencia de prensa, Rossana Chahla, ministra de Salud de Tucumán, informó que “no es necesario judicializar el caso porque el fallo FAL nos avala”.

A su vez, insistió en que “No obstaculizamos porque escuchamos a la niña y a la madre. La mamá dijo que le tenía miedo a la interrupción, que le pase algo a su hija. No obstaculizamos, cuando ellos decidieron pusimos todo el sistema para intervenirla”.

Y aseguró que la niña no fue a pedir ayuda, sino que el sistema fue a buscarla al conocer el caso. “El 28 de enero el sistema de salud fue a buscarla cuando nos enteramos a través de un médico de Santiago del Estero que esta niña estaba embarazada. Una médica del CAP fue a buscarla a su casa, la niña no vino a nosotros”.

En ese sentido, aclaró que “en el primer examen, el embarazo era de 22 semanas. No hicimos ningún pedido a la justicia para que nos autorice a un ILE porque sabíamos que no era necesario”.

DÉJANOS TU COMENTARIO