Independiente jugó mal en Colombia y perdió 3 a 2 con Rionegro Águilas, pero dejó la llave abierta

El Rojo no hizo pie y dio una mala imagen. Sin embargo, la poca diferencia en el resultado lo deja con esperanzas de meterse en los octavos de la Sudamericana. La revancha será la semana que viene, en Avellaneda.

El Rojo juega en Colombia

En Colombia, Independiente jugó mal y perdió 3 a 2 con Rionegro Águilas Doradas, pero dejó la llave abierta. Los dos goles de visitante y la poca diferencia en el resultado le permiten al equipo de Ariel Holan ser optimista en cuanto a dar vuelta el resultado. El martes de la semana que viene, en Avellaneda, el Rojo tratará de reponerse para avanzar a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Independiente no pasa por un buen momento. Después de ser eliminado por Argentinos Juniors en la Copa de la Superliga, el Rojo necesita avanzar de etapa en la Sudamericana. La semana que viene, en el estadio Libertadores de América, ante su gente, deberá mejorar mucho su imagen. A pesar de la altura de Antioquia, las razones de la derrota tienen que ver con el poco funcionamiento del Rojo. De todos modos, y más allá de la actuación, el 3 a 2 le permite una ventaja: si gana 1 a 0 o 2 a 1 en Avellaneda, se clasificará a los octavos. El vencedor de la llave se enfrentará al ganador de Universidad Católica (ECU) y Melgar (PER).

DÉJANOS TU COMENTARIO