Fracasó la paritaria y los docentes volverían al paro

El gobierno bonaerense ofreció apenas un 15% de aumento hasta julio, más un 1,7% en “material didáctico”. Los gremios rechazaron la propuesta y las clases no comenzarían tras el receso

Después de más de tres meses de protestas, paros y hasta una intimación judicial, ayer las autoridades bonaerenses se sentaron a negociar las paritarias con los gremios docentes. La nueva oferta de la Provincia fue un irrisorio aumento del 15% hasta julio.

Además, se prometió un adicional de $ 1.470 en concepto de material didáctico. Desde la Provincia comunican esta oferta como una suba total del 16,7% para un docente inicial con un cargo simple, cuando la inflación para el 2018 superará el 30%.

Una vez más, las diferencias entre la propuesta del Gobierno y las pretensiones de los gremialistas parecen difíciles de saldar, ya que lo ofrecido por la Provincia es apenas poco más de la mitad de lo que exigen los docentes: un 30% de aumento más cláusula gatillo. Las negociaciones se dilataron a tal punto que, en lo que va del año, ya hubo nueve días de paro.

Ante el rechazo de los gremios, se solicitó que la reunión pase a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves. En este marco, y tal como lo habían advertido los gremios, la falta de acuerdo derivará en una nueva medida de fuerza que será convocada para la fecha de reinicio de las clases después del receso invernal, es decir, el próximo lunes. Si no existe un acercamiento, el paro podría extenderse incluso por 72 horas. Desde el Gobierno ya adelantaron que descontarán los días.

Previo a la reunión, los educadores se manifestaron en la Dirección General de Cultura para denunciar el vaciamiento que están sufriendo las escuelas técnicas.

DÉJANOS TU COMENTARIO