El freno a los tarifazos obtuvo media sanción en Diputados y pasa ahora al Senado

La iniciativa que busca retrotraer las tarifas al nivel de diciembre de 2017 y ajustarlos según el pindice de variación salarial quedó cerca de su sanción. El gobierno de Mauricio Macri ya anticipó de todas maneras que la vetará.

Diputados dio media sanción este miércoles al proyecto de la oposición para retrotraer las tarifas a los niveles de diciembre de 2017 y atar los aumentos para los consumidores domiciliarios al índice de variación salarial. Con 133 votos a favor el proyecto más resistido en los últimos tiempos por el oficialismo dio el primer paso hacia su sanción.

La iniciativa pasará ahora al Senado donde se prevé que se convierta en ley y siga así su camino, ya anticipado por el gobierno de Mauricio Macri, hacia el veto presidencial.

Se tratará del segundo veto con alto impacto político y social del mandatario. El primero de ellos, a poco de haber asumido, lo había impuesto a la ley que prohibía despidos por un año. Ahora, una vez más recurre a esa potestad que le otorga la Constitución Nacional para dejar sin efecto una normativa cuyos principales beneficiarios son los trabajadores.

La sesión especial pedida por distintos sectores de la oposición quedó abierta poco después del mediodía. El primer orador fue el diputado Sergio Ziliotto quien sostuvo que “la gente ya no puede pagar las tarifas”.

Recordó que el proyecto fue consensuado entre los distintos sectores de la oposición intentando nuclear una veintena de iniciativas que iban todas en el mismo sentido pero con diferentes matices.

“No somos ni desestabilizadores, ni golpistas, ni demagogos. Somos los mismos que fuimos partícipes de la mayoría de los consensos en esta Cámara” advirtió contra los ataques que le dedicó el macrismo a la oposición en las últimas semanas.

Por su parte el ex ministro de Economía Axel Kicillof advirtió que “sobre la cuestión tarifaria hay una sola verdad y es que la energía se puede tomar como un commodity, como un bien, un producto, una mercancía, en manos de privados para hacer guita, o la energía se puede tomar como un instrumento de crecimiento, desarrollo, soberanía”. Y dijo que lo que estaba en cuestión era “el modelo de país del PRO, el modelo de país de Macri”.

Por su parte Luciano Laspina (PRO) aseguró, en un rapto de sinceridad sobre la situación que atraviesa el país, que quienes idearon este proyecto son los mismos que “nos llevaron a esta situación catastrófica”.

DÉJANOS TU COMENTARIO