El consumo de carne cayó un 13% en el último año y el de leche sigue en caída

El dato surge de un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

“La elevada tasa de interés que desincentiva la compra en cuotas, la cuantiosa caída en el poder adquisitivo asociada al proceso de alta inflación”, son algunos de los motivos de la brusco descenso del consumo de la leche y la carne, según el informe de la UNDAV.

El consumo per cápíta de carne volvió a caer en 2018y ya está 2,4 kilos por debajo del promedio de 2015. Los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron, en promedio, alzas del 6,4% en marzo de 2019 con respecto al mes de febrero y del 71,2% en relación al año anterior.

El consumo de leche sigue en caída, una tendencia que empezó en 2016. Según el último informe del Observatorio de la Cadena Láctea, las primeras marcas fueron las más afectadas y los hogares hoy se inclinan por marcas más baratas y promociones.

Los mayoristas fueron los grandes beneficiados y, según OCLA, alcanzaron su participación histórica.

DÉJANOS TU COMENTARIO