Autismo y relaciones sociales, un esfuerzo en ambos sentidos

Bien, hoy quiero tratar un tema diferente a todos los demás que he expuesto y es darle la vuelta a la tortilla a muchos argumentos de los que he hablado en muchos otros artículos. Quiero decir, que este artículo no se opone a mis otros artículos, simplemente los complementa.

Y quiero preguntaros a todos los TEA:

¿Cuando nos echan de un trabajo, cuando nos echan de un grupo, cuando perdemos un amigo, es porque somos TEA o es quizá porque hemos tenido una mala actitud y nos hemos ganado a pulso que los demás no nos hayan valorado como merecemos?

Es decir, muchas veces decimos que los neurotípicos no tienen empatía, pero ¿y nosotros?, estamos seguros de que somos los niños índigo y siempre nos ponemos en el pellejo de los demás.

Es bien cierto que la tasa de acoso escolar a las personas TEA es del 97%, el número de suicidios es 12 veces superior a los neurotípicos, a la hora de las entrevistas de trabajo hay discriminación, ghosting, etc…

Sí, son realidades sólidas, pero ¿qué hacemos nosotros? ¿es todo culpa de ellos? Siempre lo más fácil es echar la culpa a los demás, lo jodido es hacerse autocrítica y mejorar como persona.

Sé que muchos neurotípicos (nt) no van a querer relacionarse conmigo, pero tampoco con otras personas nt, pero ¿y los que sí? … ¿quizá hay gente al principio que sí quiere relacionarse y se ha echado para atrás por ver ciertos comportamientos?

Puede que haya comportamientos que podría haberme o habernos ahorrado y hubiéramos tenido más amigos y más comprensión.

Ser TEA no te excluye de no faltar al respeto a los demás, de no ser insistente, de no ser pesado, de no querer imponer amistades, o de aprender con mucho esfuerzo lo que los demás aprenden de forma natural.

Las amistades no se consiguen dando pena por ser TEA, una cosa es la LUCHA TEA, que hay que hacer todos los días, escribir artículos, dar charlas, …, y otra es ser un victimista y un quejica.

La LUCHA TEA también es respetar a los nts, hay saber aceptar que cuando alguien no quiere ser tu amigo quizá no es por ser TEA sino porque le caes mal  o no le caes bien, y es libre de irse, como a cualquier otro neurotípico le puede pasar.

La amistad se construye y se gana día a día seas tea o nt y decir “me han rechazado por ser tea” es caer en el discurso del victimismo.

La verdadera intención de la LUCHA TEA, es demostrar nuestros valores, conseguir ser iguales y trabajar por la inclusión, no echar la culpa al empedrado de nuestros comportamientos.

Enfadarnos con la sociedad y no aceptar nuestra parte de responsabilidad es el peor error que podemos cometer.

Solamente haciendo autocrítica y aceptando, sin enfadarse, la crítica constructiva de los demás se conseguirá ser válido para ser escuchado, para que los neurotípicos entiendan nuestras dificultades y la discriminación que existe, y de paso pues ir mejorando en nuestras habilidades sociales con el apoyo de todos.

Pero si nos ponemos a decir que somos unos pobrecitos y los otros son unos malos malísimos conseguimos lo contrario, que se alejen y quedarnos más solos.

Queremos tener los mismos derechos e igualdad, aprendamos a aceptar las mismas culpas y/o responsabilidades que ellos, si la cagamos la cagamos y punto.

Sé que no es fácil, pero antes de juzgar a los demás juzguémonos a nosotros mismos.

Autor: Ignacio Pantoja

Origen: Autismo Diario

DÉJANOS TU COMENTARIO