Alerta en Colegiales: vecinos dicen que detectaron veneno en lugares públicos

Un nene, una mujer y varias mascotas resultaron intoxicadas por un polvo blanco distribuido en plazas y canteros por un sujeto aún no identificado. En el caso intervienen la Justicia, la Policía y la Ciudad.

Vecinos del barrio porteño de Colegiales están asustados y consternados por la aparición de una sustancia tóxica en distintos lugares públicos, que ya afectó a chicos y adultos así como a varias mascotas. “Echaron en la zona en la que juegan los chicos de la plaza San Miguel de Garicoits”, denunció Constanza

Alerta por veneno en Colegiales

Pero no sólo en ese parque se detectó el presunto veneno –un polvillo blanco- sino que también fue observado en otras plazas, así como también en esquinas, postes y canteros.

“Ayer fue que cercaron las plazas. Hoy pusieron veneno en lugares en los que no había”, agregó Constanza, quien tuvo que llevar a su perro de urgencia al veterinario tras sufrir una intoxicación por el polvo blanco. Los vecinos realizaron manifestaciones y reclaman saber quién es el responsable: “Estamos presionando a la fiscalía para que nos dé una respuesta”.

Además, consiguieron recopilar imágenes del agresor pero no lograron identificarlo: “Se ve que es un señor mayor pero no se le ve bien la cara”.

Mientras tanto, la plaza San Miguel De Garicoits está cerrada con precintos de seguridad y tiene custodia policial. Intervinieron la Brigada Especial de Ambiente, Defensa Civil y la Policía para recolectar la sustancia.

El veneno también habría sido colocado en la plaza Mafalda y 25 de Agosto. Las calles no fueron cerradas y vecinos aseguran que fue distribuido desde Conesa hasta Freire, pasando por Lacroze, Zabala hasta Virrey Loreto y Forest.

“Mi perro llegó muy descompuesto a casa, de casualidad no murió y una vecina sigue descompuesta. Además, un nene fue disgnosticado con un cuadro de intoxicación.”, preció Constanza.

Y advirtió que en el grupo de Facebook del barrio, un usuario posteó que iba a salir envenenar a todos los perros de la zona. “Este es un delito penal, el culpable tiene que pagar por lo que hizo y la justicia proteger a todos los ciudadanos”, sentenció la vecina.

DÉJANOS TU COMENTARIO